Los efectos de la cocaína en los dientes.

Sabes muy bien que consumir drogas es malo para tu salud. Desde problemas cardíacos hasta cáncer, los medicamentos representan un riesgo grave para el cuerpo de los usuarios, un riesgo que a menudo puede incluso costarles la vida.
¿Sabías que las drogas también afectan la integridad de tus dientes? Descubrirás en este artículo los efectos que produce uno de ellos en particular: la cocaína.

Los efectos de la cocaína en los dientes.

Como se explica en un artículo elaborado por la Clínica Dental Sante Vassallo, al mezclarse con la saliva, la cocaína forma una sustancia ácida que puede consumir los dientes, corroer gradualmente el esmalte natural con el que están dotados y prevenir la restauración dental. El uso frecuente de cocaína daña el paladar, como resultado, acciones cotidianas simples como hablar, comer y beber pueden convertirse en un verdadero desafío.
Otro problema dental relacionado con el consumo de cocaína es el bruxismo (rechinar los dientes mientras duerme). La acción del fármaco provoca movimientos involuntarios de la mandíbula y provoca dolor muscular en la mandíbula, además de provocar sequedad de boca.
En este punto quizás estés pensando: Bueno, puedes ir al dentista y el problema está resuelto, él sabrá cómo controlar los efectos de la cocaína en los dientes. Por supuesto, en condiciones normales esto es lo más obvio, pero la situación es diferente para los consumidores de drogas, ya que ir al dentista bajo los efectos de las drogas puede incluso volverse peligroso. Sí, porque la cocaína, cuando se combina con anestesia local, aumenta el riesgo de complicaciones cardíacas.

Formas de consumir cocaína: los riesgos

Hay varias formas de tomar cocaína (inhalarla, fumarla…) y todas son dañinas, dos métodos en particular: fumarla y frotarla en las encías. Este último método provoca úlceras en el interior de la boca y daña la mandíbula, lo que dificulta acciones normales como tragar o masticar alimentos. Es oportuno repetir un concepto importante: la cocaína es una sustancia muy ácida y sumamente dañina para la salud de los dientes ya que destruye el esmalte dental y por tanto priva a los dientes de su protección natural, provocando, entre otras cosas, la formación de caries. Además, el abuso de cocaína causa dolores de cabeza crónicos, dolor de mandíbula y lesiones dentales.
En cuanto al otro método de ingesta, la cocaína ahumada, no se puede decir que sea más saludable que el primero, por el contrario, además de causar todos los daños antes mencionados, hay que sumarles el daño causado por los residuos del tabaquismo, que agravan diversos problemas. a las encías y dientes como mal aliento, coloración amarillenta, manchas y patologías mucho más graves que pueden provocar la pérdida de los dientes.
Cuando te miras al espejo una de las primeras cosas que compruebas es el estado de tus dientes: si están sucios o presentables, descuidados o bien cuidados, degenerados o en buen estado. Además de estar diseñado para masticar y permitirte articular palabras, los dientes sostienen los labios y las mejillas, resaltando tu hermosa sonrisa deslumbrante. Sin duda estará de acuerdo en que unos dientes sanos son la madre de una sonrisa atractiva. Los dientes permanentes están hechos para durar toda la vida. Merecen toda tu atención. Los efectos de la cocaína en los dientes son brutales; protégelos, no permitas que arruinen lo que más te caracteriza.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *