¿Cómo afrontar la colitis? Averigüemos qué es y qué evitar en la mesa.

Cuantos de nosotros acusamos a menudo ataques de colitis? Muchos de nosotros lo padecemos, pero ¿sabemos exactamente qué es y cuál es el origen de ese dolor de estómago genérico que de repente nos golpea? Averigüemos qué es la colitis y veamos cómo detener este molesto malestar.

Cara a cara con la colitis, un problema generalizado: eso es lo que es

El término colitis o colitis espástica se refiere a una inflamación genérica del colon, la segunda sección del intestino grueso. Esta inflamación puede surgir debido a infecciones bacterianas, virus intestinales, parásitos o evolucionar hacia una colitis crónica sin una causa precisa (colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn). Cuales son los síntomas de colitis? Este trastorno puede causar sintomatología desagradable y variada:

  • Dolor y calambres abdominales;
  • Dolor en el costado o la espalda
  • Ardor en la parte posterior del esternón (es decir, detrás del pecho);
  • Hinchazón abdominal;
  • Meteorismo y flatulencia;
  • Estreñimiento, diarrea o una alternancia de los dos
  • Estreñimiento y sensación de plenitud.
  • Tenesmo rectal (sensación de evacuación incompleta).

¿Cuáles son las causas de la colitis? Averigüemos los principales

Cuales son los causas de la colitis? Entre los factores que pueden conducir a la aparición de colitis podemos reconocer:

  • Dieta(hipersensibilidad o intolerancia a determinados alimentos, estilo nutricional irregular, bajo contenido de agua o fibra);
  • Período(el intestino es particularmente sensible a los cambios en las hormonas sexuales femeninas);
  • Estrés y factores de carácter psicológico. En este caso hablamos de síndrome del intestino irritable o colitis nerviosa;
  • Disbiosis intestinal, debido a una alteración de la composición microbiana de la flora intestinal, con aumento de microorganismos patógenos. Esto puede dar lugar a multitud de trastornos intestinales.

Además, el colitis con diarrea puede ser causado por infecciones bacterianas, debido a la contaminación de los alimentos o al contacto con superficies desinfectadas inadecuadamente, especialmente si viaja a países con malas condiciones de higiene. Esta situación se puede evitar mejorando las condiciones higiénicas, la cocción óptima de la carne y la pasteurización de la leche.

La colitis puede estar relacionada con gastroenteritis viral, la llamada “gripe intestinal”, que se resuelve espontáneamente en pocos días. La única preocupación que suscita está relacionada con el riesgo de deshidratación que generan los episodios intensos de diarrea.

Elección adecuada de alimentos y uso de probióticos: combatimos la colitis

Aquí hay una gran lista de alimentos que debe detener, limitar o evitar si tiene colitis.

  • Azúcar y edulcorantes. Sorbitol, manitol y otros edulcorantes que se encuentran en la goma de mascar, confitería, caramelos sin azúcar, todos los dulces.
  • Espirituosos y espirituosos, incluidos vino y cerveza;
  • Café Té y otras bebidas tanto laxantes como astringentes;
  • Refrescos que puede empeorar la hinchazón abdominal;
  • Condimentos como mantequilla, manteca de cerdo, nata, margarinas y otros alimentos ricos en grasas, ya que pueden retardar la digestión;
  • Salchichas saladas;
  • Salsas procesadas;
  • Chile, pimienta y todas las especias picantes en general, porque pueden irritar las mucosas intestinales;
  • Postres elaborados y rellenos (bollos de crema, algunos postres de cuchara)
  • legumbres (frijoles, habas, guisantes, lentejas) por su potencial que puede provocar la formación de gases intestinales;
  • Vegetales que durante la digestión producen grandes cantidades de gases y compuestos volátiles, como repollo, coliflor, brócoli;
  • Fruta fresca sin pelar, rico en fibra con potencial laxante;
  • Leche, especialmente en asociación con intolerancia manifiesta a la lactosa;
  • Alimentos integrales(harina, pan, pasta, galletas).

En situaciones de colitis es muy importante tomar probióticos. Son microorganismos vivos y vitales, con acción beneficiosa. Su papel es fundamental en cualquier situación disbiosis intestinal, es decir, siempre que el microflora intestinal está alterado, por varias razones. Además, los probióticos son valiosos para mejorar y fortalecer la barrera intestinal contra la acción dañina de los patógenos. Podemos empezar a tomar probióticos antes de un viaje, después de un tratamiento antibiótico o de forma diaria, para contribuir a la salud intestinal.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *