Oftalmólogo: lo que hace

L ‘oftalmólogo es el médico que se encarga de prevenir y diagnosticar las enfermedades del ojo y sus apéndices y de prescribir la correcta terapia médica o quirúrgica.

Su competencia es la corrección de los diferentes defectos refractivos, entrando en el campo de la neurooftalmología, trata las distintas patologías neurológicas que afectan la visión, atiende la motilidad ocular y el estrabismo así como cualquier otra alteración visual.

El título de médico y el siguiente especialización en oftalmología hacen de esta figura profesional la única en poseer la titulación para tratar todos los problemas y patologías del ojo, para prescribir gafas, lentillas, colirios y sesiones de rehabilitación visual. Sobre todo, es el único profesional autorizado para operar en el ojo.

En varios casos el oftalmólogo se dedica a una rama específica de la oftalmología como, por ejemplo, la de las patologías de las glándulas lagrimales o de la retina, oftalmología pediátrica, enfermedades de la superficie ocular o cirugía de párpados.

En el campo quirúrgico, según la gravedad y el tipo de patología y las características oculares del paciente, se utilizan diferentes técnicas.

Para el corrección de varios defectos visuales Las técnicas de cirugía refractiva que implican la sustitución del cristalino natural por uno artificial y se realizan mediante el uso de láseres son definitivamente vanguardistas.

Se utilizan en particular para la cirugía de cataratas.

Cirugía de vanguardia

Allí cirugía refractiva se basa en intervenciones con técnicas corneales que implican el uso de microquerátomo y láser excimer o femtosegundo para tratar la miopía, el astigmatismo y la hipermetropía particularmente pronunciados.

La intervención actúa modificando la curvatura de la córnea, incrementándola, reduciéndola o ajustándola y esfericizándola según la patología a tratar.

Allí cirugía refractiva también implica el uso de técnicas intraoculares. Los pacientes que, por diversas razones, no pueden ser tratados con el láser excimer, pueden resolver una miopía importante también mediante la implantación intraocular de lentes fáquicos.

Entre las técnicas que utilizan el láser de femtosegundos para corregir la miopía y el astigmatismo la más avanzada, la Sonrisa de ReLex, ofrece más ventajas, garantizando una ausencia total de dolor, una rápida recuperación y una mayor reducción de las complicaciones.

Otra técnica de vanguardia y menos conocida es sin duda la TLCT (técnica combinada de dos láser), concebido por el Dr. Francesco Nizzola, quien utilizando dos láseres diferentes de forma combinada, permite intervenciones resolutivas de muy alto nivel en la miopía.

Allí presbicia en cambio, se aborda a través del tratamiento multifocal de la córnea, siempre realizado con el láser y realizado tras una evaluación de diversas variables, como el nivel de presbicia y la edad del paciente.

los oftalmólogo también se basa en láseres para prevenir y tratar el glaucoma de ángulo abierto y el glaucoma de ángulo cerrado.

La cirugía Facorefractive encuentra su uso preferido cuando otros procedimientos deben excluirse debido a la gravedad del defecto o la edad del paciente.

Normalmente se realiza con excelentes resultados en sujetos mayores de 50 años, utilizando anestesia local. Los riesgos se reducen significativamente y la recuperación postoperatoria es rápida.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *