¿Por qué fumar hierba te da hambre?

Numerosos estudios e investigaciones científicas han validado la tesis de que fumar cannabis estimula un receptor presente en el bulbo olfativo, que amplifica la sensibilidad a los olores y el apetito.

Es por eso que hay una fuerte sensación de hambre después de fumar marihuana: una investigación interesante es la publicada en Nature Neuroscience, cuyos resultados son realmente interesantes y revelan una posible respuesta.

Fumar marihuana y antojos: los resultados de la investigación

El estudio publicado en la revista científica Neurociencia de la naturaleza destaca cómo el THC, el ingrediente activo de la marihuana, actúa sobre ciertos receptores relacionados con el sentido del olfato.

En la práctica, el THC se une a una molécula presente en las neuronas del bulbo olfatorio, el área del cerebro que recibe los estímulos de la nariz, y este vínculo aumenta el apetito y lleva a consumir más alimentos.

Los receptores de cannabinoides tipo 1 (CB1) promueven la ingesta de alimentos en ratones en ayunas al aumentar la detección de olores.

El estudio publicado revela que “Los receptores CB1 se expresaron en abundancia en los terminales axónicos de las neuronas glutamatérgicas corticales centrífugas que se proyectan sobre las células granulares inhibidoras del bulbo olfatorio principal (MOB)“.

Las manipulaciones farmacológicas y genéticas locales revelaron que los endocannabinoides y los cannabinoides exógenos aumentaron la detección de olores y la ingesta de alimentos en ratones en ayunas, disminuyendo el impulso excitador de las áreas de la corteza olfatoria al MOB (bulbo olfatorio principal).

Los resultados revelan que las proyecciones de retroalimentación cortical a MOB regulan de manera crucial la ingesta de alimentos a través de la señalización del receptor CB1, vinculando la sensación de hambre con un procesamiento de olores más fuerte.

Por tanto, el control dependiente del receptor CB1 de las proyecciones de retroalimentación cortical en los circuitos olfativos acopla los estados internos a la percepción y la conducta.

¿Fumar marihuana engorda?

No necesariamente, depende de varios factores. Aunque el cannabis provoca un aumento temporal del apetito, es posible que no se espere un aumento de peso a largo plazo.

Esto fue revelado por Didier Jutras-Aswad, investigador de la Universidad de Montreal quien realizó un estudio publicado en la revista Pharmacology Biochemistry and Behavior.

De hecho, el estudio ha demostrado cómo diversos factores, como el sexo y el posible consumo de tabaco, pueden entrar en juego y provocar un aumento de peso.

Aplicación clínica a los enfermos

Los resultados de la investigación publicados en la revista Neurociencia de la naturaleza No solo proporcionan una explicación válida para los antojos del cannabis, sino que también tienen aplicaciones clínicas potenciales en pacientes con cáncer.

De hecho, saber cómo abrir el apetito de una persona podría ser muy útil para aumentar el hambre en los pacientes que se someten a tratamientos de quimioterapia.

Edgar Soria, de la Universidad de Burdeos, destacó que los resultados de esta investigación son preciosos y representan un primer paso “tímido” en este campo de investigación, aunque todavía queda un largo camino por recorrer.

Las enfermedades neuropsiquiátricas como el Alzheimer o la depresión se caracterizan por un déficit de perfección olfativa y el sistema endocannabinoide (ECS) parece estar implicado en este tipo de trastornos”, Destaca Soria.

Los investigadores creen que la manipulación del sistema endocannabinoide en el sistema olfativo podría mejorar las condiciones patológicas.

Aunque hasta la fecha estos siguen siendo supuestos teóricos y no se han lanzado estudios concretos ni pruebas de laboratorio que puedan validar las hipótesis, los científicos señalan que podría utilizarse un aerosol nasal que contenga un compuesto cannabinoide.

Además, los resultados de la investigación también podrían utilizarse para tratar enfermedades metabólicas como la obesidad, para la que queremos reducir la sensación de hambre y apetito.

De hecho, en el caso de hiperactividad del sistema endocannabinoide “Sería útil bloquear la transmisión de cannabinoides en el bulbo olfatorio.. “

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *